• 2015.08.18
  • Motos
  • Yamaha, #RevsYourHeart, #LujoEn2ruedas, #AutonobleMotos

Ante una gran problemática, una gran solución. Ésta bien podría ser una de las filosofías que rigen la constitución del tri-scooter de la firma japonesa

Sin duda, elegir un medio de transporte requiere de un verdadero análisis en el cual, deberemos estudiar nuestras prioridades y posibilidades económicas. Ante esto, la firma de Iwata ha desarrollado una alternativa de transporte capaz de conquistar todo tipo de urbes, se trata del Tricity, un smart scooter con chasis de tres ruedas, el cual ofrece un manejo seguro, estable y al tiempo, económico. El mismo estuvo a nuestra disposición durante una semana, donde pudimos descubrir a profundidad todas las bondades que ofrece.

INNOVADOR

Lo que más llama la atención en este vehículo, es su singular diseño, las dos ruedas al frente, con sus rines de aluminio de amplias medidas, en conjunto con una carrocería de aspecto deportivo, le otorgan toda su personalidad, incluso, aparentando una cilindrada mayor. Los Diurnos de LED, ubicados arriba del faro principal, ensalzan el frontal y ofrecen una apariencia ad-hoc al conjunto. Su tablero con instrumental cien por ciento digital, se muestra moderno y muy refinado, toda la información que buscas está ahí, incluso, la de temperatura exterior.

MANEJO ÚNICO

Al disponerte a sus mandos, destaca la comodidad que otorga su postura de manejo y una vez arrancando, da la sensación de que toda tu vida lo haz manejado. La facilidad para llevarlo, incluso a bajas velocidades, es sorprendente, el sistema de dirección es completamente intuitivo y curvear, se convierte en una tarea sencilla, incluso a ritmos más tranquilos. Aunque tendremos que ser muy cautelosos y no dejarnos llevar por la confianza, pues si abusamos en las curvas, el parador central tiende a rozar contra el pavimento, lo cual puede convertirse en una experiencia negativa.

Curioso, pero en marcha, eroga la sensación de poseer una motocicleta de mayor cilindrada, el excelente trabajo hecho para ubicar su centro de gravedad correctamente, aunado a su motor de 125 cc alimentado por inyección electrónica -el cual es también uno de los más eficientes del mercado- permiten la percepción de conducción antes citada.

 Aún con dos pasajeros, el pequeño propulsor se mueve bastante bien, aunque lógicamente, esto compromete los consumos finales, todo es proporcional. Por sus dimensiones, es Ideal para nuestra urbe, pese a aparentar ser más voluminoso, permite desplazarnos en el tráfico con gran libertad y, en caso de toparnos con baches o irregularidades, el sistema de suspensiones actúa eficientemente mediante las horquillas dobles al frente y los dos amortiguadores traseros.



Párrafo aparte merece el esquema de frenos, el cual, está sustentado con discos en las tres ruedas y sistema ABS al frente. En los mandos, la palanca izquierda unifica los frenos del eje delantero y el trasero, permitiendo detener al conjunto óptimamente aún en condiciones de piso mojado.

IDEAL Y RAZONABLE

El Yamaha Tricity es una de las alternativas más inteligentes en el mercado, con más virtudes que defectos, el pequeño scooter de tres ruedas ha destacado en diversos escenarios por su loable desempeño, al tiempo de mantener consumos de lo más reducidos. Sin duda, se puede convertir en tu compañero diario ideal, el maletero ubicado debajo del asiento permite guardar de todo, incluso, hasta un casco integral mediano, lo cual se enriquece con un asiento de doble altura que permite viajar hasta a dos pasajeros cómodamente. Sin importar el sexo del público, el Tricity es sin duda una atractiva alternativa de transporte, a un razonable precio de $ 69,900 MXN, los cuales se justifican con ensambles de gran calidad y uno de los mejores servicios pos-venta del mercado.

Eduardo Jiménez