• 2016.05.20
  • Autoshow
  • BMW, 2002, Hommage, autonoble, autos, Autos de Lujo,

 NUEVO PLACER DE CONDUCIR 

Tras 50 años de integrar el uso de turbo en sus motores, BMW re-define lo que fue el grandioso modelo de carreras 2002

BMW ha creado un coche muy especial que fue presentado en el Concorso d'Eleganza Villa d'Este para rendir homenaje a uno de los modelos más significativos de su historia. Primero y ante todo, el BMW 2002 Hommage celebra las hazañas extraordinarias de la ingeniería detrás del turbo BMW 2002 - y los re-imagina como un estudio de diseño acorde a nuestros tiempos.

"El diseño llamativo del BMW 2002 Hommage emplea un golpe muy dinámico de las formas por su propia visión de lo que es, para mí, uno de los vehículos más representativos de la historia de BMW," dice Karim Habib, jefe de diseño. "Al mismo tiempo, se encapsulan grandes triunfos del deporte del motor de BMW, que fueron posibles gracias a la tecnología turbo. Como tal, el coche Hommage reúne el pasado y el futuro de BMW".

Sus proporciones compactas, con gran distancia entre ejes, voladizos cortos y prominente "frente de tiburón", prometen una experiencia de conducción que emociona con dinámica irresistible y ágil. Detalles aerodinámicos como los grandes alerones en la parte delantera y trasera se unen con las profundas de las tomas de aire para optimizar y maximizar la carga aerodinámica en cualquier situación de conducción.

Detalles Impecables  

El tramo superior del techo, el capó y la tapa del maletero tiene pintura mate para evitar el reflejo de los rayos del sol en referencia a los coches de carreras de antaño. La sección inferior crea un contraste definido, con pintura de alto brillo, superficies esculturales, muy audaz y líneas distintivas que infunden los flancos con un sabor contemporáneo y atraen la mirada a las ruedas motrices traseras. Tanto en mate como en brillo, los cambios de color azul metálico dan apariencia de un color azul fluorescente brillante a gris, dependiendo de la incidencia de la luz,

Llantas con apariencia de épocas pasadas de aleación ligera de 20 pulgadas de carreras con pinzas de freno en color dorado con el logotipo de M añaden un sello extra de clase único.

Al igual que el BMW 2002, el BMW 2002 Hommage también tiene dos faros individuales que proporcionan el extremo frontal llamativo con sus límites exteriores. Los faros están bordeadas por reflectores, cuya coloración oro indica el 50 aniversario del lanzamiento del BMW 2002. Los reflectores también repiten el tono amarillo se encuentran comúnmente en los faros de los coches de carreras de vuelta en el día. 

Con todos estos elementos se llega a la conclusión de que BMW ha hecho una nueva interpretación no solo del BMW 2002 sino también de lo que se refiere a su lema el "placer de conducir". Como cada modelo Hommage, este coupé deportivo permanecerá como concepto pero su plataforma será usada en los futuros modelos. 

www.autonoble.mx