Mercedes Benz SL 63 AMG

¡El icono SL 63 por fin se renueva! y lo hace con las mejores características de Mercedes Benz

El Mercedes SL lleva 70 años siendo el icono deportivo de mayor clase de la marca su secreto radica en un diseño aparentemente sencillo pero con mucha deportividad que ha fascinado por generaciones. Dentro de las actualizaciones que ha tenido Mercedes Benz en los últimos años con nuevos motores, interiores y lenguaje en general había actualizado o creado nuevos vehículos sin renovar al SL en todas sus versiones hasta ahora. 

Las versiones para este modelo son SL 55 AMG y SL 63 AMG será este ultimo en el que se enfoque la nota. La capota blanda asegura menos peso en el vehículo que es minimalista en su interior, el chasis está diseñado como una estructura de aluminio compuesto ligero y consiste en un marco espacial de aluminio con una estructura independiente. Dentro las novedades en la clase SL encontramos por primera vez el sistema de control de aire activo de dos piezas AIRPANEL: La primera pieza funciona con rejillas verticales ocultas detrás de la entrada de aire inferior en el parachoques delantero. La segunda pieza se encuentra detrás de la entrada de aire superior y tiene rejillas horizontales. Normalmente, todas las persianas están cerradas. Esta posición reduce la resistencia y permite que el aire se dirija específicamente hacia la parte inferior de la carrocería. Esto reduce aún más el ascensor delantero. Solo cuando se alcanzan ciertas temperaturas en componentes predefinidos y la demanda de aire de refrigeración es particularmente alta, las rejillas se abren y permiten que el aire de refrigeración máximo fluya a los intercambiadores de calor. 

Como es habitual se ofrecen dos motores el biturbo V8 AMG de 4,0 litros que se ensamblan puramente a mano en el sitio de la compañía en Affalterbach para el modelo superior SL 63 que desarrolla 577 CV y proporciona un par máximo de 590 lb-ft acelerando a 100km/hr en aproximadamente 3.5 segundos. Mientras que el SL 55 utiliza el mismo V8 con una potencia de 469 CV y un par máximo de 516 lb-ft. Se estima que el sprint de cero hasta 100 km/hr tarda 3,8 segundos. El motor recibió un nuevo cárter de aceite, interenfriadores reposicionados y ventilación activa del cárter. Los conductos de admisión y escape se han optimizado para un intercambio de gases aún más efectivo, y se ha ampliado el enrutamiento de gases de escape para la caja del convertidor catalítico y el filtro de partículas de gasolina. Los desarrolladores lograron el aumento de la producción del SL 63 principalmente a través de una mayor presión de impulso y un mayor flujo de aire, así como un software de motor modificado.

La transmisión AMG SPEEDSHIFT MCT 9G combina una experiencia de cambio de marchas atractiva con tiempos de cambio extremadamente cortos. También por primera vez en sus casi 70 años de historia el SL está disponible con un sistema de transmisión que actúa sobre las cuatro ruedas. Los dos modelos V8 están equipados de serie con la tecnología de tracción total AMG Performance 4MATIC+.

La innovadora suspensión AMG ACTIVE RIDE CONTROL con estabilización antivuelco hidráulica activa hace su debut en el SL 63. La mayor innovación: los elementos hidráulicos activos reemplazan las barras antivuelco mecánicas convencionales y compensan los movimientos de rodadura del nuevo SL en fracciones de segundo. El sistema permite un comportamiento óptimo de dirección y cambio de carga con características de conducción típicas de AMG en términos de dinámica, precisión y retroalimentación para el conductor. Al mismo tiempo, aumenta la comodidad de conducción cuando se conduce en línea recta y sobre baches.

El recién desarrollado sistema de frenado compuesto de alto rendimiento de AMG garantiza una excelente desaceleración y un control preciso. Impresiona con distancias de frenado cortas, respuesta sensible y alta estabilidad, incluso bajo estrés extremo. Los nuevos discos de freno compuestos son más ligeros que antes y ocupan menos espacio, lo que se utiliza para una refrigeración de freno aún mejor. La perforación direccional también es nueva: además del ahorro de peso adicional y una mejor disipación de calor, esta solución gana puntos con una respuesta más rápida en condiciones húmedas, así como una mejor limpieza de la pastilla después de las maniobras de frenado.

Ya que tiene todo el performance para entrar a pista el nuevo SL incluye  AMG TRACK PACE, el ingeniero de carreras virtual, está a bordo de serie para el SL 63 y opcionalmente disponible para el SL 55: El software forma parte del sistema de infoentretenimiento MBUX y registra más de 80 datos específicos del vehículo (por ejemplo, velocidad, aceleración, ángulo de dirección, accionamiento del pedal de freno) diez veces por segundo mientras conduce en una pista de carreras. En la pantalla “Telemetría”, se pueden mostrar 40 parámetros en vivo, de los cuales hasta cuatro, seleccionados individualmente por el conductor, se pueden mostrar simultáneamente.

Estas son las innovaciones más importantes de la nueva etapa del Mercedes Benz SL que se integrara al mercado este 2022 

Mercedes AMG GT63 PRO
El primer BMW M5 híbrido inicio producción
Red Bull presenta su propio hypercar RB17
Ford Capri – Regresa la leyenda
VIDEO
Archivos
NEWSLETTER