Cadillac CT4 y CT5 Blackwing: El dúo dinámico

La marca estadounidense ha logrado superarse a sí misma, dándole al mundo el mejor Cadillac producido hasta ahora.

Esta vez, Cadillac ha alcanzado la cima de su performance y diseño gracias a la nueva dupla del momento: el CT4-V y CT5-V Blackwing, que están listos para tomar los caminos difíciles, aprovechando su herencia de las carreras sin olvidar el estilo y la comodidad que siempre ha caracterizado a esta icónica marca.

Origen en las carreras

Recordemos que el inicio de la historia de Cadillac en las carreras se remonta a 1949 y sus participaciones han sido destacadas en las últimas dos décadas, por lo que la inteligencia detrás de esta marca.

Las series V Blackwing buscan satisfacer el más alto nivel ejecución de Cadillac y nos ofrecen una visión única de poder y de lujo hecho a mano, logrados a la perfección gracias a su increíble ojo para el detalle.

Potencia feroz

Filtraciones anteriores aseguraban que el CT4-V Blackwing estaría propulsado por un motor V6 twin-turbo de 3.6 litros, es decir, una versión mejorada del bloque LF4 que impulsó el ATS-V, y estuvieron en lo cierto ha sido. Se trata de una unidad que desarrolla 478 caballos de potencia y un par máximo de 603 Nm, mientras que su hermano mayor utiliza un propulsor sobrealimentado LT4 V8 de 6.2 litros. Gracias a su presencia, el CT5-V Blackwing se convierte en el vehículo de producción más potente que jamás haya construido Cadillac. 

Esta belleza, arremete contra el asfalto  677 caballos de potencia y su par máximo es de 893 Nm, siendo capaz de impulsar a la berlina deportiva por encima de los 320 km/h. Ambos automóviles envían toda su energía al tren trasero gracias a una caja de cambios manual de seis velocidades desarrollada por Tremec, con la opción de equipar una transmisión automática de 10 relaciones. De esta forma, el CT5-V Blackwing es capaz de alcanzar las 60 mph (97 km/h) en 3,7 segundos, por los 3,8 s de su hermano. 

Es importante destacar que el Cadillac CT5 Blackwing es el coche más potente que ha creado la marca americana en toda su historia, por lo que resulta muy interesante darle una probada.

Magnetic Ride Control 4.0

Cadillac ha dado a su dupla dinámica de una suspensión adaptativa Magnetic Ride Control 4.0, con un esquema McPherson en el tren delantero y multibrazo en el trasero, un equipo de frenos firmado por Brembo con pinzas de seis y cuatro pistones, así como unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4S.

¿Cuánto cuestan y qué debes de hacer para obtener alguna de estas bellezas?

Si estás interesado en el CT4-V y CT5-V Blackwing deberás pagar 59.990 y 84.990 dólares. Las primeras reservas irán acompañadas por un curso de conducción en la escuela Cadillac V- Performance Academy, situada en Spring Mountain Resort, Nevada.

Sinceramente, es una etapa interesante para la marca estadounidense que todos estamos ansiosos por ver, pues resulta bastante prometedora, ¿A ti qué te parece?

Jeep Wagoneer S: Buena evolución eléctrica
Mopar lanza innovador sistema de limpiaparabrisas
Acura ZDX Type S será el primer pace car eléctrico en Pikes Peak
Mercedes Benz AMG PureSpeed Concept
VIDEO
Archivos
NEWSLETTER