QUANTUM GP700 – LA ÚLTIMA PIEZA DEL ROMPECABEZAS

En la incansable búsqueda por ofrecer vehículos cada vez más prestacionales y radicales, llega este biplaza australiano

En la incansable búsqueda por ofrecer vehículos cada vez más prestacionales y radicales, llega este biplaza australiano, dispuesto a batir todo tipo de récords al cronómetro.

Con un aspecto 100% enfocado a los circuitos el Quantum GP700 llega a nuestro mundo para satisfacer los gustos más exigentes de todo cliente que busca poseer un auténtico vehículo de competición. Pero antes de hablar de sus generosas cifras mecánicas, partamos de lo más evidente, su aspecto. Evidentemente, desde el primer contacto visual este superdeportivo no puede ocultar el enorme desarrollo enfocado a los circuitos. Tal pareciera que estamos observando a un monoplaza de fórmula, pero con espacio para dos tripulantes, donde resaltan el splitter delantero y claro está su enorme spoiler trasero, mismos que permitirán un downforce de hasta 1.8 G, esto, al momento de rozar los 280 km/h.

Asimismo, podemos observar el completo roll bar que envuelve a su habitáculo, el cual está perfectamente homogeneizado con el chasis multitubular, signo inequívoco de su enfoque a los circuitos. A nivel interior, nos podremos sentir a bordo de un auténtico auto de carreras, ya que su panel de instrumentos ofrece lo necesario para llevarlo al límite según las exigencias de su piloto, contemplando un juego de relojes análogos complementados solamente por un display LCD retroiluminado por luz tipo EL light, que ofrece prácticamente la misma información de un auto de carreras.

ESCALOFRIANTE

El GP700 obtiene su nomenclatura directamente de sus entrañas, en donde aguarda una motorización L4 de 2.7 litros biturbo, con el cual es capaz de erogar una potencia de 700 HP y un par lineal de 654 Nm a las 6,500 rpm, para lo cual una caja secuencial de 6 relaciones permitirá exprimir su máximo potencial catapultándolo de 0 a 100 km/h en apenas 2.6 segundos; 160 km/h en 5 y desarrollar una velocidad tope de 319 km/h, todo aderezado con una perfecta relación peso-potencia 1:1 al tomar en cuenta que su peso final es de unos contenidos 700 kg.

Su precio es de 700,000 dólares y se podrá requisitar directamente al gusto de sus propietarios a través de la propia firma australiana, quienes con gusto lo fabricarán de acuerdo a tus necesidades.

Eduardo Jiménez

Jeep Wagoneer S: Buena evolución eléctrica
Mopar lanza innovador sistema de limpiaparabrisas
Acura ZDX Type S será el primer pace car eléctrico en Pikes Peak
Mercedes Benz AMG PureSpeed Concept
VIDEO
Archivos
NEWSLETTER