Bugatti Tourbillon – La transición

Tourbillon es el primer Bugatti creado por Rimac con sofisticada renovación en el interior y cambio de motor al V16

Bugatti Rimac ha dado el primer paso a la transición con el recién llegado Tourbillon, que expresa rasgos del Bolide, Mistral y Rimac One además de un interior único lleno de detalles sofisticados que cambian por completo lo que conocíamos de Bugatti. La intención más importante de su diseño es que sea un coche atemporal. El nuevo Bugatti Tourbillon de 1800 hp usa el lema “Manejando la nueva Era” y por el contrario deshecha el icónico motor W16 y la tradición de nombrar modelos centrales con el nombre de los legendarios pilotos de carreras de Bugatti del pasado ya no se aplica.

Tourbillon tiene la capacidad de viajar a más de 400 km/h (el tablero marca 550 km/hr) que requiere que cada superficie, entrada y cresta estén finamente perfeccionadas para garantizar que no solo sea aerodinámica, sino también beneficiosa para la termodinámica del coche. Este es el principio rector del Tourbillon, que luego se desarrolla en torno a cuatro elementos de diseño de Bugatti inspirados en la historia: la parrilla de herradura, la línea Bugatti, la cresta central y la división de doble color. Gran parte de este equilibrio aerodinámico se debe al nuevo concepto de difusor, que comienza a subir desde justo detrás de la cabina de pasajeros, elevándose en un ángulo ideal para mantener el Tourbillon en perfecto equilibrio. El difusor está construido en torno a un concepto de choque completamente nuevo, que está completamente integrado dentro de la estructura del propio difusor, manteniéndolo enormemente efectivo pero también oculto a la vista, lo que permite el diseño trasero abierto.

La pieza central de esto lleva la filosofía de la relojería a su conclusión más literal; un grupo de instrumentos diseñado y construido con la experiencia de los relojeros suizos. Componido de más de 600 piezas y construido con titanio, así como con piedras preciosas como el zafiro y el rubí, el grupo esquelelizado está construido con la mayor tolerancia de 50 micras, con el más pequeño de 5 micras, y pesa solo 700 g. Esta obra maestra intrincadamente diseñada sigue siendo un punto focal de la experiencia de conducción, fijada en su lugar a medida que la llanta del volante gira a su alrededor, una configuración conocida como volante de cubo fijo. A través de este ingenioso concepto, los conductores de Tourbillon tienen una visión sin obstáculos de su instrumentación independientemente del ángulo de dirección porque los radios se acercan alrededor de la parte posterior del cuadro de instrumentos.

La consola central es una mezcla de cristal y aluminio, que revela el intrincado funcionamiento de los interruptores y la palanca de arranque del motor que alberga. Este vidrio se desarrolló en 13 etapas separadas para garantizar que fuera perfectamente claro y extremadamente fuerte y seguro en caso de accidente. Las partes de aluminio de la consola están anodizadas y fresadas a partir de un solo bloque de metal, mientras que los interruptores de aluminio moleteados se encuentran en la cabeza de un mecanismo complejo que es totalmente visible debajo del vidrio de cristal, completamente desarrollado internamente. El acto de encender el nuevo motor V16 de aspiración natural y el tren motriz eléctrico se ha diseñado para ser una experiencia física, un guino a los rituales de los automóviles históricos: una atracción para arrancar y una presión para cesar.

Nuevo motor V16 de aspiración natural de 8,3 litros, diseñado con la ayuda de Cosworth, junto con un eje eléctrico delantero con dos motores eléctricos y un motor eléctrico montado en el eje trasero. En total, el Tourbillon produce 1.800 CV con 1.000 del propio motor de combustión y 800 CV de los motores eléctricos. El nuevo V16 es completamente aspirado de forma natural. Construido con materiales ligeros, el motor pesa solo 252 kg.

Los motores eléctricos funcionan con una batería de 800 V refrigerada por aceite de 25 kWh alojada en el túnel central y detrás de los pasajeros. Con tracción a las cuatro ruedas y vectorización de par completo, ofrece la máxima tracción y agilidad. El eje electrónico delantero alberga dos motores eléctricos, con un motor adicional en el eje trasero, para un total de 800 CV del sistema de tren motriz eléctrico. El tren motriz eléctrico, con los motores eléctricos que giran hasta 24.000 RPM y un inversor dual de carburo de silicio totalmente integrado, se encuentra entre los más densos de potencia del mundo. Los ejes electrónicos están entregando más de 6 kW por kg de masa del eje electrónico, incluidos inversores, motores y cajas de cambios. Mientras que la potencia, la respuesta del acelerador y el llenado de par son prioridades para el tren motriz eléctrico, el contenido de energía relativamente grande de 25 kWh permite un alcance totalmente eléctrico muy utilizable de más de 60 km / 37 millas

El Tourbillon está diseñado alrededor de un chasis y una estructura de carrocería completamente nuevos. La estructura está hecha de un compuesto de carbono T800 de próxima generación, que incorpora una serie de innovaciones de ahorro de peso, como la integración de la batería como parte estructural del monocasco y un difusor trasero compuesto de choque sin precedentes, inspirado en el automovilismo de alto nivel. Los conductos de aire compuestos delanteros que fluyen a través de la parte delantera del coche también son parte integral de la estructura, lo que garantiza que todas y cada una de las partes de la estructura rígida y ligera estén optimizadas. Por ejemplo, los marcos delantero y trasero tienen una fundición de aluminio de pared delgada de baja presión y soportes estructurales impresos en 3D, ¡lo que contribuye a una estructura que es significativamente más ligera y rígida que su predecesor!

El chasis completamente nuevo integra la suspensión delantera y trasera de varios eslabones, forjadas en aluminio, pasando de la construcción de acero de doble horquilla que se encuentra en el Chiron. Al optar por un nuevo brazo de suspensión y vertical de diseño orgánico, impreso en 3D en aluminio, los ingenieros han ahorrado un 45 % en peso de la suspensión en comparación con el Chiron. La parte trasera también cuenta con un brazo de perfil aerodinámico hoco impreso en 3D desarrollado por la IA para mejorar la dinámica y el rendimiento aerodinámico del vehículo.

Los frenos son igualmente avanzados, con la última tecnología de carbocerámico. Se introduce un sistema de freno por cable a medida, totalmente integrado con la caja de pedales móvil y se combina a la perfección a través de un controlador no lineal de vehículo integrado desarrollado por Bugatti con el tren motriz híbrido. Los neumáticos Michelin Pilot Cup Sport 2 – 285/35 R20 en la parte delantera y 345/30 R21 en la parte trasera – son un desarrollo a medida para el Tourbillon.

El nuevo eje electrónico delantero ultracompacto y ligero con motores independientes duales, incluido el inversor dual, cabe dentro del mismo espacio del paquete que estaba disponible en Chiron, lo que añade más complejidad sin requerir más espacio. Los diseñadores e ingenieros también liberaron más espacio de almacenamiento y un componente de equipaje más grande, como parte del diseño del chasis de hoja limpia y la carrocería, lo que permite a los propietarios acomodar un conjunto de equipaje Bugatti Tourbillon a medida.

El Bugatti Tourbillon ahora entra en su fase de prueba, con prototipos ya en la carretera en previsión de las entregas a los clientes en 2026. Se construirán un total de 250 ejemplares, con un precio inicial de 3,8 millones de euros. El montaje manual se llevará a cabo en el Bugatti Atelier de Molsheim, siguiendo los modelos finales de Bugatti con motor W16, Bolide y W16 Mistral.

 

 

Mercedes AMG GT63 PRO
El primer BMW M5 híbrido inicio producción
Red Bull presenta su propio hypercar RB17
Ford Capri – Regresa la leyenda
VIDEO
Archivos
NEWSLETTER